Skip to main content
← Regresar al menú

CUPCACKES DE CHICLE

20 minutos 4 porciones
Masa
  • 115 g de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 200 g de azúcar
  • 3 huevos
  • 200 g de harina
  • 1 1/2 cdta de polvo para hornear
  • 120 ml de leche semidescremada
  • 1 cdta de esencia de chicle
Betún
  • 250 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 250 g de azúcar glass
  • Sirope sabor a chicle Milano

Primero, precalienta el horno a 180°C. Coloca los capacillos en los moldes para cupcakes.

Para hacer la masa, cierne la harina junto con el polvo para hornear y reserva. En otro recipiente, bate la mantequilla con el azúcar normal hasta que se integren y la mantequilla tome un color más pálido.

Luego, añade de uno a uno los huevos, batiendo en cada adición hasta incorporar. Después, agrega sólo la mitad de la harina y bate a velocidad baja e incorpora la leche, sigue batiendo y añade la otra mitad de la harina. Cuando tengas una mezcla homogénea, añade la esencia de chicle.

Finalmente, reparte la masa en los capacillos hasta 2/3 de su capacidad y hornea de 20 a 22 minutos o hasta que al introducir el palillo salga limpio. Deja enfriar los cupcakes.

Para el betún, coloca la mantequilla y el azúcar glass previamente cernida en un recipiente. Bate a velocidad baja durante 1 minuto. Luego, sube la velocidad a media-alta y bate durante 5 minutos. La mezcla pasará a ser más pálida y de textura cremosa, si deseas, puedes añadir la esencia de chicle al gusto y batir hasta integrar.

Dale el toque perfecto decorando tus cupcakes con el betún, chicles y el sirope Milano sabor a chicle ¡Listo para disfrutar!