Skip to main content
← Regresar al menú

MILKSHAKE DE FRESA

20 minutos 2 porciones
  • 250 gramos de fresas grandes y frescas.
  • 3 bolas de helado de fresa.
  • 8 hielos.
  • 400 ml de leche fria.
  • Azúcar al gusto (Es sugerido una cucharada grande, ten en cuenta que el helado ya contiene azúcar.
  • 2 fresas para decoración (busca las mas bonitas y rojitas).
  • Sirope sabor a fresa de Milano.

Coloca 2 vasos grandes bien lavados de vidrio en el congelador (usa los vasos de agua que son de 450 ml o más grandes) para que se enfríen mientras haces el batido.

Corta ligeramente las 2 fresas separadas sin partirlas por la mitad, estas fresas las utilizarás para decorar el borde del vaso.

Coloca en la licuadora las fresas (bien lavadas y sin hojas), 4 hielos, la mitad de leche fría y el azúcar.

Licúa las fresas, con la leche y el azúcar hasta que los hielos queden bien triturados (en caso te guste el milkshake de fresa a un estilo más frozen, añade 4 hielos más al batido).

Sirve 1/4 del contenido de la licuadora en los vasos (se sirve 1/4 de milkshake mas líquido para que cuando empieces a beberlo, la parte más espesa baje con mayor facilidad al fondo del vaso y no tengas problemas con el sorbete).

Añade a la licuadora las tres bolas de helado al batido restante, los 4 hielos, la leche y licúa durante 30 segundos o el tiempo necesario hasta que no se oiga el sonido de los hielos en estado sólido.

Añade a los vasos el licuado, coloca a tu gusto el Sirope sabor a fresa de Milano, adorna con fresas partidas en el borde el vaso y ¡a disfrutar!